Antilea

Bienvenidos a Antilea. Foro de rol de ambientación medieval fantástica.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarseEditar Personaje
¡Reviviendo Antilea!
Nuevas misiones y trabajos. Puedes echarles un vistazo en el apartado correspondiente.

Comparte | 
 

 Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]

Ir abajo 
AutorMensaje
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Miér Jun 01, 2011 9:43 pm

Luego de casi un mes fuera del continente, adelantando campañas contra las hordas de bandidos dispersas por toda Antilea pude regresar a casa, a mi bella Tuitusk sano y salvo.
El clima y el aire de las costas del norte no eran mis favoritos, pero bajo el sol estival, los bosques de palmeras, la arena blanca y el incesante e hipnotizador amague de las olas; mis pensamientos tenían paz y se alejaban de la sangre y el horror del frente de batalla.

Fue entonces, mientras observaba reflexivo algunas grandes rocas en la playa que aquel lado de la playa se asemejaba mucho al de mi primer encuentro con aquella hermosa mujer que dejara abandonada durante mi campaña.
Es cierto, no le había escrito ni una carta. Seguro que no la leería y mucho menos le importaría saber de mi situación o la situación de nuestras tropas en Skelris.
Ahora ya habría pasado su entrenamiento y estaría de servicio en la capital, sin embargo, no pude evitar escribir al cuartel y otorgarle un permiso y traerla hasta aquí.
Durante día y noche, mientras peleaba me parecía estar inmóvil y apacible forzando a mi mente mantener su rostro fijo detrás de mis párpados para no dormir, para no soñar más que con ella.
Y la idea de yacer bajo la palidez de su cuerpo inundaba mi mente de fantasías.
Tomé un puñado de arena y lo sostuve durante unos segundos, luego lo dejé derramarse lentamente por mi puño.
Algunos cangrejos paseaban por la playa y parecían huir del juego de las olas. Una brisa fresca levantaba mi cabello y refrescaba mi piel.
Mi armadura, brillante y limpia al igual que mi cuerpo esperaban ansiosos la llegada de la señorita van Zeissen. Ciertamente no sería un recibimiento muy efusivo y cálido, pues había aprendido del duro carácter de la señorita, sin embargo, dudaba de poder evitar sonreír al verle.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Valayseth van Zeissen

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 155
Femenino Mensajes : 636
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Jue Jun 02, 2011 2:17 pm

El rey Tristán Schlose había enviado una petición al cuartel al cual yo estaba sirviendo con la petición de que viajara al norte para poder vernos. No entendí el por qué, pero no pude dar una negativa a su carta ya que el tema del que se tratase no me importaba en absoluto. Iba trotando con mi yegua, a la cual por fin le había puesto nombre: Gauddelen. Gaud, entre mi padre y yo lo utilizábamos para describir “viento que corre”, delen lo usábamos para “nubes del cielo”, por tanto, la traducción más literal podría haber sido “viento que lleva a las nubes” o algo parecido. Ella -de color marrón muy oscuro y algo rojizo y de crines negras (kabardin)- me llevaba por una senda entre el bosque hasta que ya pude sentir la brisa marina rozando mi piel y meciendo mi larga cabellera con ella. El olor a sal, y, a lo lejos, el murmullo de las olas romper contra la arena de la playa. Me iba acercando despacio, tranquila pero a la vez nerviosa por verle y para mí sorpresa, allí estaba su caballo, atado a un árbol. Paré a Gauddelen y lo até junto a él con cuidado. Quizás se hacían amigos.

Entonces, vi su figura a lo lejos. Sentado en la arena a lo lejos tocaba la fina arena con su derecha. Me quedé observándole con admiración, sin entender el por qué de mis pensamientos. Parecía tan tranquilo, tan absorto en sentir la naturaleza que le rodeaba, tan sereno y relajado ante la brisa fría y las olas algo ruidosas aquella noche. Su melena castaña ondeaba algunos mechones al viento, parecían bailar y no pude evitar dibujar en mi cara una media sonrisa. Hacía frío, es más, yo solía ir sin ningún tipo de jersey o rebeca, pero, aquella noche llevaba los pantalones de cuero negro más gruesos que tenía, y por la parte de arriba ni siquiera llevaba corsé, sino una blusa amplia y ancha de mangas largas y color marrón oscuro. Protegía bien de la baja temperatura.

Fuera de mi ensimismamiento me acerqué despacio. Sé fuerte, Vala, no muestres debilidad, pensé. Caminaba por la arena despacio y de forma sigilosa. Supongo que quería hacerme la dura y la interesante, al fin y al cabo era rey, el Rey. Nunca me había sentido partidaria de servir a los reyes, me parecían despiadados y mezquinos, engañaban a sus mujeres con amantes del pueblo y las convertían en nobles para tenerlas cerca. Robaban a los pobres para tener más dinero y se enriquecían a costa del pueblo más enfermo. Sin embargo, yo sabía que él no era así, o por lo menos en mi cabeza no daba esa imagen.
Me senté a su lado a bote pronto y el se sobresaltó. Pero a una distancia respetuosa, casi un metro. Abracé mis rodillas y apoyé la cabeza en ellas, girada a él para mirarlo. Algunas guedejas de mi cabellera volaban con la brisa despacio, ondeando como las olas de ese mismo mar. Yo no le miraba a los ojos, quería ser algo más cortés que la última vez. Sin embargo, esta vez di yo el primer paso.

- Ya estoy aquí, majestad y, os serviré en lo que pueda. ¿Qué servicios requeríais de mí?


OFF: ¡Esta es mi yegua! (L)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Jue Jun 02, 2011 9:31 pm

No me percaté de la presencia de la señorita van Zeissen, quien por sorpresa me había tomado sentándose a escasos centímetros de mí. Estaba ensimismado y con la mirada perdida en el horizonte, en el océano.
Inmediatamente me levanté y aunque la noche había caído y hacía frío, mis mejillas se sonrojaron levemente y me invadió un calor espantoso.
Removí mi yelmo y lo arrojé en la arena y me arrodillé apoyado en mi pie izquierdo. Tomé gentilmente la mano de la señorita van Zeissen y la besé. Luego me levanté y me senté junto a ella, acortando considerablemente la distancia.

-Entiendo que esto pueda resultarle extraño y tal vez incómodo, señorita van Zeissen -anuncie tratando de acomodar las palabras. No entiendo que impulso me llevó a besar su mano y que suerte del destino la dejó besarse y aquello me dificultaba ser conciso en mis palabras.
Su vestimenta era sencilla, cosa que le daba más encanto a su persona. La noche comenzaba a tomar el tono y ambiente de aquella vez que le encontrara en este mismo lugar y entonces el nudo e mi garganta se aflojó.

-Debo confesar, señorita van Zeissen que...-miraba sus labios y me parecía imposible seguir hablando- que... -miraba el cielo, el mar, el paisaje y mi mente se olvidaba de las palabras- que... -mi corazón latía tan fuerte, mi boca tenía una mordaza, me vi obligado a pasar un pañuelo por mi frente sudorosa- no puede usted imaginar cuan grande es lo que siento por usted -dije finalmente. Mis músculos se relajaron, mi mente en blanco totalmente, mi corazón parecía una cuadriga a toda marcha. Luego esperando una respuesta, me puse tenso de nuevo y trataba de hacer menos evidente mi cara de expectación.
Jamás inicié una conversación con ella. Le miraba torpemente mientras secaba el sudor de mi frente. Sólo yo sabía que pasaba dentro de mí, aunque ella estaba tan cerca que tal vez podría escuchar mi corazón, e incluso aquellos fuertes latidos dejaban eco en lo infinito del mar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Valayseth van Zeissen

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 155
Femenino Mensajes : 636
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Vie Jun 03, 2011 2:51 pm

Se notaba su nerviosismo. Apenas podía hablar. Se arrodilló ante mí, agarrando mi mano con suavidad, besándola. Después, volvió a sentarse, más cerca de mí. Como si no me hubiera dado cuenta... Perdió su mirada en el horizonte. Probablemente él recordara como yo la noche en la que nos vimos por primera vez, en la cual, ni hubo apenas palabras. Por mi mente rondaban mil explicaciones a su llamada. Quizás hablarme del casamiento de su hermana, o de mi puesto en el ejército. Quizás de la batalla próxima que pronto se acercaba y en la que yo iba a ser partícipe. Entonces, respirando fuertemente, habló:

Debo confesar, señorita van Zeissen, que... que... que...- empezaba a sudar, estaba nervioso. Y mucho.- no puede imaginar cuan grande es lo que siento por usted.

Un puñal se clavó en mi garganta, y mis pupilas se contrajeron de la sorpresa. Inmediatamente aparté la mirada de la suya, esquivándole. No era posible que, alguien tan importante pudiese ver en mí tanto encanto. ¿Qué tenía yo que era tan bello para él? Mi hermana era exactamente igual que yo. Más dulce. Menos despiadada, menos manipuladora. Menos mal carácter y menos terquedad. Apenas me conocía y ya andaba medio enamorado por mí. ¿No tenía una noble prometida? ¡Raro en su posición! Qué hacer, qué contestar, qué explicar. Cómo convivir con una mentira tan grande.

Majestad, yo os sirvo con lealtad. Os sirvo fielmente, pase lo que pase... pero, tenéis que entender mi posición. Soy una persona joven, como vos pero, apenas nos conocemos. Ni siquiera sabéis de dónde vengo, quién soy en realidad. No os estoy despreciando, quiero que sepáis que no es que no sienta algo por vos, sino que vuestra rapidez... Bueno, podemos seguir viéndonos, hablando, lucharemos juntos y os protegeré con mi vida porque yo os sirvo. Pero, si me permitís... ¿qué es lo que veis tan bello en mí? No soy nadie, mi Rey. Yo no soy nada.

Había sido una respuesta educada, dejando entrever que no era una negativa a sus proposiciones. No iba a despreciarlo, ni mucho menos. Pero tenía miedo de que algo malo pasara. De que se enterase de quién era en realidad. O mucho peor, no saberlo y convivir en una mentira, grande, inmensa. No me sentía ni mucho menos culpable por mis actos. Pero, él me ejecutaría. Ya en varios lugares me querían dar caza, tanto a mí como a mi hermana... Él me ejecutaría o algo peor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Vie Jun 03, 2011 5:12 pm

Escuchaba atentamente sus palabras. Mis ojos se humedecieron un poco. No es que no tolerara el rechazo, es sólo que me había costado demasiado liberar aquella presión que me exigía revelar mis sentimientos, para que al final ella resultara con la razón.
Había sido tonto y prematuro, sin embargo, nada de ello me importaba.

-Tiene usted toda la razón, señorita van Zeissen. Pero debe usted entender que no me importa, y no me ha importado. Desde que le he visto he decidido ser ciego e ignorante a su pasado -dije en tono calmo y a la vez con un toque de perspicacia-.

Clavé mi mirada en sus ojos. Como deseaba hacerla mi reina, mi esposa, mi amor...y con que vehemencia perdía todo cuidado a cerca de su pasado. De qué manera podría hacer que funcionara.

-Mi nombre es Tristan Schlose, soy hijo de campesinos humildes, convertidos en honorables soldados muertos en la Batalla de las Ericas. Vivo en Tazadris y mi estación favorita es la primavera -comenté divertidamente desvelando una simpática, pero estúpida sonrisa. Creí que sería bueno romper el hielo de alguna manera, así que fui natural.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Valayseth van Zeissen

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 155
Femenino Mensajes : 636
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Vie Jun 03, 2011 9:02 pm

OFF: Je hoeft niet zo snel!

Ví como sus ojos brillaban ante mi respuesta. Temí haberle hecho daño, pues no quería causarle ningún dolor. Desde luego, era un hombre inteligente, apuesto, valiente. Pero yo era una mujer llena de cicatrices, tanto internas como externas. Era una mujer terca, desconfiada, valiente pero muy cobarde en realidad. Borde, fría, manipuladora... no quería causarle daño alguno. No quería que me juzgara. Mis antepasados siempre habían sido honrados y valerosos, pero mi camino se había torcido, convirtiéndome en una persona desagradable y mentirosa, dañina para los demás.

- Mi nombre es Tristan Schlose, soy hijo de campesinos humildes, convertidos en honorables soldados muertos en la Batalla de las Ericas. Vivo en Tazadris y mi estación favorita es la primavera.

Me había hecho muy feliz aquella respuesta, yo quería saber todo sobre él. Gustos, aficiones, su pasado. Cosas que nadie supiera. Y, yo estaba dispuesta a contarle todo sobre mí... excepto mis actos. Había matado miles de personas con tal de obtener dinero, recompensas. Había asesinado gente inocente incluso, solo por órdenes de algún que otro desdichado amargado. Pero lo peor, es que yo no me sentía ni en una mínima parte arrepentida o culpable. No era orgullo, pero, para mí aquello no habían sido tan malas acciones. Sin embargo, sonriente, hablé tranquila... esta vez, mirándole a los ojos:

- Mi nombre es Valayseth van Zeissen. Hija de una sacerdotisa llamada Iún, muerta en el parto. Y de Kilian, gran soldado muerto en la Batalla de las Ericas. Vivo aquí cerca. Cerca del acantilado más alto de la costa. Aunque también tengo casa en Tazadris, pero no me gusta demasiado la ciudad- era rídicula-. Mi estación favorita es el verano... Me gusta leer, escribir. Me apasiona la música. Canto bien, o eso me dicen. Mi color favorito es el verde, aunque también me gusta el naranja. Bueno, son tonterías que no querréis escuchar. Perdonadme.
Contadme más sobre vos, por favor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Vie Sep 16, 2011 5:27 am

Su voz era tan melodiosa como sus gestos gráciles y encantadores. Su voz me obligaba a prestar atención. Era una voz bastante singular, jamás la olvidaría y la reconocería en cualquier parte.
No pude evitar hacer memoria acerca de sus padres, imaginarla incluso como intérprete de un instrumento. Sonreí cuando mencionó lo de cantar.

Era tan natural, sin complicaciones y un ejemplo de sencillez y clase a la vez, Me tenía maravillado, hablando de todos sus aspectos. En mi mente seguían bailando las maravillas acerca de esta mujer, mientras en mi cuerpo la brisa de la costa humedecía mi rostro ocasionalmente. Mis músculos ahora adoptaban un estado tranquilo y mi lengua comenzaba a relajarse.
La boche estaba despejada. Las estrellas inundaban el firmamento salvo por las tres lunas de Antilea que hacían aún más maravilloso aquel momento.
El viento soplaba con fuerza. Supuse entonces que la señorita van Zeissen tendría frío. Entonces, desabroché mi capa y se la ofrecí gentilmente en un gesto desinteresado.

-Tenga. Sólo es un adorno y a usted le hará más bien que a mi porte -dije expresando una leve sonrisa en mi rostro.

-Por cierto...Vengo de un viaje desde Skelris. No he dormido en días y vengo de la guerra. No he escuchado a nadie hablar salvo para gritar una orden. Además el sonido de su voz es lo más hermoso y adictivo que he podido encontrar para deleitar mis oídos. Sin mencionar que aún no conozco su música -comenté elocuentemente revelando una sonrisa burlona. Ahora sólo me preocupaba ser demasiado natural y poco impresionante para ella. Sin embargo, no apartaba mis ojos de los suyos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Valayseth van Zeissen

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 155
Femenino Mensajes : 636
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Vie Sep 16, 2011 1:48 pm

Hacía algo de fresco aquella noche. Se me erizó la piel, y supuse que Tristan lo habría notado. Efectivamente, se quitó la capa y me la colocó encima. Ese gesto me conmovió, y sin duda hizo que apreciara su caballerosidad. Allí estábamos los dos, hablando de nosotros, y yo ya no sabía realmente que decir. Yo era una mujer muy habladora, pero sólo con mi hermana o con gente que realmente conocía. No tenía confianza con él, y menos sabiendo que era Rey. Pero... tenía que hablarle de mí. Y no quería mentirle.

- Por cierto...Vengo de un viaje desde Skelris. No he dormido en días y vengo de la guerra. No he escuchado a nadie hablar salvo para gritar una orden. Además el sonido de su voz es lo más hermoso y adictivo que he podido encontrar para deleitar mis oídos. Sin mencionar que aún no conozco su música.

Yo no cantaba. Me daba pánico hacerlo delante de gente. Sólo cantaba al cocinar, bañarme o cuando estaba sola. Era maravilloso estar allí; me tumbé en la arena, un poco cálida todavía. No sabía realmente si debía contarle toda la verdad o callarme. Pero él no se merecía que yo le mintiera, era un hombre demasiado bueno para que yo le engañara. Y yo en ese momento me envalentoné demasiado para mentir. Me daba igual lo que pasara, me daba igual que me encarcelara, me matara él mismo, me mandara a la horca o dejara de hablarme. Ya me había pasado muchísimas veces, demasiadas como para preocuparme por una más.

No estaba inquieta y nada me hacía ni siquiera pensar en ello.

- Veréis, majestad... tengo pánico a cantar en público. Yo canto cuando cocino, o cuando me ducho o me baño en el mar- dije esto último contemplando las olas del mar, sonriendo levemente-. Tengo que deciros algo... después de esto os pareceré una mujer horrible. Hasta quizás me encarceléis, pero os lo contaré, para avisaros: soy sicaria. Asesino por dinero. También robo, aunque jamás a los pobres. Alguna que otra vez, ejercí como mujer de compañía, así que no soy tan increíble como me veis. Sólo quería que lo supierais. Me alisté en el ejército para saber si teníais alguna información sobre mí.


OFF: Post de mierda, lo siento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Sáb Sep 17, 2011 4:17 am

Aceptó con gusto la idea de abrigarse con mi capa. Luego se tumbó en la arena y con decisión reveló su secreto...exhalé con sorna cuando terminó de hablar.
Mi expresión ahora era casi inexpresiva. Ya había oído hablar de sus peculiares crímenes y manera de operar. Tenía alguna que otra orden de captura aunque por falta de evidencias concretas nunca se puedo establecer su identidad. Jamás creí que aquella mujer llegara a cautivar mi corazón.
Dediqué una mirada simple comprimiendo suavemente mis labios mientras formulaba las palabras adecuadas en mi cabeza.

-Debo admitir, señorita van Zeissen, que me impresiona -afirmé con cierto tono gris en mi voz, a la vez que se notaba en mi rostro-. Sin embargo -larga pausa antes de "Sin embargo"-, no estoy aquí para juzgar, ni mucho menos para aprisionarla. Sólo quería liberar la tensión tan fuerte que sentía ante su presencia. Y ahora que sabe usted la verdad, y ahora que yo ignoro totalmente su perturbadora vida...criminal, aunque no debería llamarlo así -me quedé callado. Acompañé a la señorita van Zeissen en su extensa visita al horizonte lejano en el mar. Ya no sabía que decir, me sentía ya demasiado tonto. Al fin había desvelado su oscuro secreto y a mí la verdad poco me importaba. Era muy tarde ya para aclarar los misterios, era la persona menos indicada para acusarla. Si yo antes de ser rey también había hecho justicia por mi cuenta y justicia de la forma más injusta.
Luego bajé la cabeza y contemplé mis pies en la roca. Los pensamientos en mi cabeza tenían ya la profundidad del océano que observaba a la par que eran profundos y ausentes...una cabeza llena de nada. Ahora sólo el chocar de las olas y el silbido del viento eran los únicos ruidos en aquel momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Valayseth van Zeissen

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 155
Femenino Mensajes : 636
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Sáb Sep 17, 2011 7:07 am

Sabía que todo se enfriaría después de mi confesión. Ya no sería lo mismo, ahora me vería como una asesina y una mentirosa. Pero ya realmente poco me importaba.
Ya cerca del mar, él subido a las rocas y yo algo lejana a la orilla todo se quedó en silencio. Simplemente, quedaban las olas del mar y nada más. El susurro del viento y nada más. El reflejo de la luna y nada más. Todo se había vuelto oscuro en mi cabeza. No tenía nada más que decir, ni nada más que pensar. No sabía cómo actuar. Le miré, él estaba distraido. Me senté de nuevo en la arena, un poco lejos para que el agua no me tocara. Empezaba a estar cansada, la noche era ya cerrada y todo, como he dicho antes, había cambiado. Sin embargo, no me apenaba, ahora sabía la verdad.

Me quité la capa despacio, y la dejé en la arena. Él no se daba cuenta de mis movimientos. Pensé que era lo mejor, estaba absorto en sus pensamientos y además yo era muy sigilosa -algo normal, teniendo en cuenta lo que era-, prefería que no se diera cuenta de lo que estaba haciendo. El bosque no estaba realmente lejos de mi posición, quizás a unos sesenta metros. Lo miré, oscuro y tenebroso me pareció en aquel momento. Gauddelen debía estar allí esperándome. Miré a Tristan y seguía mirando el horizonte. Me levanté, y en un abrir y cerrar de ojos ya estaba fuera de la playa. Silenciosa como la nada y rápida como una daga. Era el momento. Acaricié a Gauddelen y la desaté del árbol en la que la había dejado a mi llegada. Una vez más, busqué la silueta de él a lo lejos y pensé que todo era mejor así. Mucho mejor así.

Monté a Gauddelen y nos fuimos rápido de allí, era lo mejor. Ella me entendía perfectamente. El caballo de Tristan seguía ahí, sin hacer ni el mínimo relinche. Yo cabalgué rápido, como si los problemas me estuvieran persiguiendo e intentando lanzarme flechas venenosas. Esa noche me quedaría en Tazadris. Mi casa del acantilado estaba demasiado cerca, y no quería estar cerca, quería estar lejos. Muy lejos. Cuando más, mejor. No sabía qué haría en un futuro. Si me iría del ejército, o no. O qué pasaría después. Pero me daba demasiado igual como para preocuparme por eso. Simplemente, en ese momento, pensaba en el camino. Sólo en el camino que estaba siguiendo y en llegar lo antes posible a mi casa.
Todo se había acabado ahora para mí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   Dom Sep 18, 2011 7:04 pm

Seguí cada uno de sus movimientos. Era un soldado experimentado, así que podía saber si una hormiga caminaba cerca de mí sin siquiera ponerle el ojo encima. Permanecí inmóvil. Ella hacía lo que creía ser lo mejor en ese momento, al igual que yo.
A pesar de tener el deseo de espabilar y detenerle allí mismo, no lo hice. Claro que quería decirle que no me importaba, pero...estaba lejos de mi alcance, ya.
Supuse que no habría ido a su casa del acantilado, pues hasta allí podría seguirle. Y de su caza en la capital no tenía idea de su ubicación. Le vería entonces en el cuartel, al menos eso esperaba.

Espere un par de minutos más y me levanté. bajé de la roca y recogí mi capa. Conservaba el aroma de la señorita. No pude evitar recordar con esperanza su figura bajo la hermosa y placentera noche en aquella playa al oler la capa. Y al igual que el lugar donde estaba parado las malas memorias de conocer su secreto fueron cubiertas por las olas y toneladas de arena.

Me acerqué a Forwor y acaricié tristemente su crin. Me entendía bastante bien con mi caballo. Resopló suavemente y me empujaba cariñosamente. Le dí una palmadita en el lomo y me subí...

-Hora de regresar a casa, amigo -susurré tomando las riendas con desgano-. Hora de juntar estas migajas de corazón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]   

Volver arriba Ir abajo
 
Añoranza[Día 8 Dáwenhin, 5904]
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Antilea :: Tuitusk :: Mïgrenorte :: Costa de Mïgrenorte-
Cambiar a: